Trujillo es la figura política más importante del siglo XX en la República Dominicana.
El Libro

Biografía de la autora

María de los Ángeles del Sagrado Corazón de Jesús Trujillo de Domínguez (Angelita) nació en Neuilly –Sur- Seine, Francia el día 10 de junio de 1939, hija de los esposos María Martínez de Trujillo y Rafael Leónidas Trujillo Molina. Unas cuantas semanas después de su nacimiento, llegó con sus padres a la República Dominicana donde como hija mimada del Generalísimo Trujillo, gozó de una vida propia de los cuentos de hadas. Así transcurrieron sus años hasta el 30 de septiembre de 1961 cuando a la edad de 21 años salió de su país a consecuencia del asesinato de su padre en una emboscada el 30 de mayo de 1961.

Vivió en París, Francia, con su esposo y sus hijos cerca de su madre y de sus hermanos. Más tarde, toda la familia decidió mudarse a residir en la ciudad de Madrid, España. Algunos años más tarde, en vista de su separación y disolución de su matrimonio, vino con sus hijos a residir a los Estados Unidos donde se encontró con Luis José Domínguez, Coronel piloto de la Fuerza Aérea Dominicana. Se conocían en su país, pero esta vez, atravesando ambos por críticas circunstancias sentimentales, esa vieja amistad se convirtió en espontáneo vínculo conyugal.

A raíz de su salida de Ciudad Trujillo Angelita sintió por primera vez el deseo de conocer a su progenitor más allá del padre proveedor y amoroso que adoraba. Discreta y sosegadamente emprendió la búsqueda de toda información que satisficiera su señalado propósito.

Para la recopilación de datos, encontró al alcance de la mano la principal e idónea relatora, su madre. Doña María, la más enriquecida, autorizada y confiable fuente de conocimientos, pues ella como nadie, junto a su esposo, compartió todos los intríngulis inherentes a la política y especialmente aquellos de antes y a lo largo de toda la Era de Trujillo.

Angelita es la única persona que tuvo el privilegio de escuchar todas esas intimidades que aparecen esparcidas a lo largo de esta obra.
Otros familiares y amistades refrescaron en su memoria pasajes con méritos para figurar también en este relato. Fue de mucho provecho también la numerosa cantidad de obras consultadas; volúmenes escritos por expositores conocedores de los respectivos temas tratados por cada uno de ellos.

Es fácil notar que esta obra ha sido escrita ajena a toda manifestación de odios y resentimientos. Tampoco han tenido cabida relatos especulativos. La verdad ha sido el criterio fundamental e incuestionable en este ensayo.

En vista de la delicadeza y sensibilidad que para ella encierra el cúmulo de recuerdos arrancados de su más entrañable acervo sentimental, tiernamente compartidos en esta recopilación histórica, ha querido la autora mantener en absoluta reserva el contenido de su trabajo. Es por lo que quiso ser ella la única persona que interviniera en el ordenamiento y redacción de este trabajo.

Consecuentemente se comprende el hermetismo, mantenido durante más de cinco años de ininterrumpida e incansable laboriosidad, que culmina con la publicación de estas: MIS MEMORIAS.

Dicho todo esto, es axiomático que “TRUJILLO, MI PADRE” constituye un inapreciable aporte a la integridad y consistencia de la historia dominicana.

Angelita Trujillo.